Inicio  |  La Diosa Caissa  |                                                                                                E-mail  |  Correo interno  |

 

 C髆o encontrar la salida de un laberinto... y de paso crear una obra de arte

De Ronde, Chris - Kamstra

Amsterdam 1938

1.c4 Cf6 2.Cc3 g6 3.e4 d6 4.d4 Ag7 5.f3 Cbd7 6.Ae3 e5 7.d5 a5 8.Dd2 b6 9.g4 Cc5 10.Cge2 h5 11.g5 Cfd7 12.Dc2 Cb8 13.0𢠢 Cba6 14.a3 Ad7 15.Rb1 00 16.Cc1 De7 17.Ae2 Tfe8 18.Tdg1 Dd8 19.h3 Dc8 20.Af1 Te7 21.Th2 Db7 22.Ad3 Cxd3 23.Cxd3 Cc5 24.a4 Dc8 25.Cf2 Ca6 26.Dd1 Cb4 27.Cb5 Db7 28.Ad2 Ca6 29.De1 Cc5 30.Ae3 Cxa4 31.Cg4 hxg4 32.hxg4 Tee8 33.Dh4 Rf8 34.Dh7 Cc5 35.Cd4 exd4 36.Dxg7+ Rxg7 37.Axd4+ Te5 38.f4 Cxe4 39.fxe5 Cxg5 40.e6+ f6 41.Tf1 Tf8 42.exd7 Db8 43.Txf6 Txf6 44.Tf2 Ce4 45.Txf6 Dd8 46.g5 Cxg5 47.Txd6+ Rf8 48.Af6 cxd6 49.Axd8 Cf7 50.Af6 10

     

Despu閟 de 30...Cxa4                Despu閟 de 35...exd4

 

             La partida no promet韆 emociones fuertes, la posici髇 era cerrada a ultranza y nada hac韆 presagiar lo que iba a ocurrir a continuaci髇. Pero Chris de Ronde no pensaba igual que yo y su mente consigui idear un plan para escapar de este peligroso laberinto. El primer sacrificio sirve para abrir una brecha en las l韓eas enemigas, el coste, un caballo. Por la brecha se colar醤 la dama y las torres, pero lo mejor est por venir...

             El segundo sacrificio de caballo tiene mucha l骻ica, De Ronde prescinde de su pieza m醩 inactiva para que el alfil entre en escena con gran fuerza. Pero las sorpresas siguen llegando y el holand閟 entrega su dama, con ello consigue que el rey se ponga a tiro del alfil y se encuentre peligrosamente amenazado por el fuego cruzado de esa pieza y de las torres. Para detener la amenaza de mate las negras tendr醤 que devolver material, pasamos de una situaci髇 donde las piezas negras sumaban 26 puntos por s髄o 13 de las negras a la final con material igualado.

             La partida es realmente preciosa, con golpes t醕ticos por ambas partes y una lecci髇 de como explotar el tema de la clavada por parte de las blancas. El pe髇 pasado que lograron las blancas result fundamental en el desarrollo del juego, a veces los humildes se rebelan y desempe馻n el papel de reyes.

 

 

 

 

 

Ajedrez de ataque. Todos los derechos reservados

Volver