Inicio  |  La Diosa Caissa  |                                                                                                E-mail  |  Correo interno  |

 

Asustando al ogro

Shrek tratando de asustar

Polgar, Judit - Kasparov, Gary

Linares 2001

1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.Ae3 e6 7.f3 b5 8.Dd2 Cbd7 9.0𢠢 Ab7 10.g4 Cb6 11.Df2 Cfd7 12.Ad3 Tc8 13.Cce2 Ae7 14.h4 00 15.Rb1 Ca4 16.g5 Cdc5 17.Cg3 Dc7 18.Cb3 d5 19.e5 Dxe5 20.Ad4 Dc7 21.f4 Ce4 22.Axe4 dxe4 23.The1 Ad6 24.Ch5 e5 25.c3 f6 26.gxf6 exd4 27.Cxd4 g6 28.f5 gxh5 29.Ce6 Cxc3+ 30.bxc3 Dxc3 31.Txd6 Db4+ 32.Ra1 Dc3+ 33.Rb1 Db4+ 34.Ra1 Dc3+ 35.Rb1 綎

     

Despu閟 de 24...e5                   Despu閟 de 27...g6

Visor

 

           La edici髇 del torneo de Linares de 2001 fue un aut閚tico paseo militar para Gary Kasparov: finaliz primero con 7'5 puntos, mientras el resto de sus rivales empat con 4'5, (Ver tabla). Judit mantuvo su estilo agresivo y lleno de fantas韆 durante el torneo y demostr que jam醩 se amilana ante nadie. Tras unos primeros a駉s sorprendentes, sobre todo por su juego, sus resultados fueron mejorando paulatinamente hasta llegar a su cenit a mediado s de los 90, con triunfos tan importantes como el logrado en el torneo internacional de Madrid de 1994: Ver tabla.

          Sus resultados la catapultaron hasta los 10 primeros puestos del ranking FIDE y los torneos m醩 importantes del mundo, Linares incluido, comenzaron a invitarla. Sin duda, algo excepcional. Era la primera mujer que lograba colarse en el complicado mundo del ajedrez de 閘ite, aunque no fueron pocos los Grandes Maestros que se opusieron y jugaron al l韒ite contra ella: Kasparov lleg a declarar que las hermanas Polgar eran como perros amaestrados.

Judit Polgar posando con el trofeo del torneo de Madrid 1994

          Pero Judit se gan la admiraci髇 del mundo del ajedrez por su forma de jugar, siempre al ataque, siempre en busca de complicaciones y creando sin cesar. Realmente esta es una concepci髇 del juego que no abunda hoy en d韆 y mucho menos en un torneo tan importante como lo era Linares. Adem醩, hacerlo ante el imbatible Kasparov hace que la partida cobre otra dimensi髇 superior. Al ver el respeto con el que juegan los rivales de Carlsen en el torneo de candidatos, por no llamarlo miedo o pavor, se echa de menos a personalidades como la de Judit. Carlsen inspira terror, aunque el juego que est desplegando durante el torneo no deber韆 dar para tanto. Apenas arriesga nada y suele mantener una actitud expectante... de momento le est funcionando de maravilla, aunque los que le han apretado le han puesto en serios apuros y al menos han conseguido no ser derrotados.

          Esta partida representa algo m醩 que una forma de jugar, refleja un modo de entender la vida. Se nota que Judit se sent韆 a gusto en la posici髇 y por eso decidi liarlo todo a base de combinaciones. Por momentos las blancas parecen mejor, pero al poco parecen estar peor, en un vaiv閚 t韕ico de las partidas de corte t醕tico. Kasparov no debi de verlo claro, ya que cay en serios apuros de tiempo que fueron aprovechado por Judit para seguir complicando todo y poner contra las cuerdas al n鷐ero 1 del mundo. Finalmente, Kasparov logr salvarse con un jaque continuo cuando su rey se encontraba bajo el acoso de las piezas blancas. No es f醕il encontrar partidas donde Kasparov se encuentre desorientado y temeroso...

 

 

 

 

 

Ajedrez de ataque. Todos los derechos reservados

Volver