Inicio  |  La Diosa Caissa  |                                                                                                E-mail  |  Correo interno  |

 

 Mejores partidas

Un ataque sin miramientos

Carga de caballer韆 medieval

Schmidt, Paul Felix - Nowarra, Heinz

Cracovia 1941

1.e4 e6 2.d4 d5 3.Cc3 Cf6 4.Ag5 dxe4 5.Cxe4 Ae7 6.Axf6 Axf6 7.Cf3 Cd7 8.Dd2 Ae7 9.0𢠢 c6 10.Ad3 Dc7 11.The1 b6 12.Rb1 Ab7 13.Ceg5 h6 14.Cxf7 Rxf7 15.Txe6 Rxe6 16.Ac4+ Rf6 17.Te1 Cf8 18.Dc3 Rg6 19.Dd3+ Rf6 20.Ce5 Ac8 21.Df3+ Af5 22.g4 Dc8 23.gxf5 h5 24.Cg6 Ab4 25.Te6+ Cxe6 26.fxe6+ Rxg6 27.Ad3+ 10

    

Despu閟 de 13...h6                Despu閟 de 24...Ab4

Visor

Partida bautizada como: 'Las recetas tradicionales'

2 premio de belleza del torneo

 

         Para jugar una partida de este tipo, con un ataque al estilo cl醩ico, hay que tener un estado de 醤imo positivo. No todos los d韆s se pueden desatar tempestades en el tablero, porque ante todo, los ajedrecistas dependen en gran medida del estado emocional, el cual puede variar dr醩ticamente de una ronda a otra. Schmidt jug aqu su partida m醩 recordada, un ataque contra un rey sin enrocar, nada sencillo, en mi opini髇, porque las negras han desarrollado todas sus piezas aunque no est閚 demasiado activas.

        Shmidt consigue extraer al rey enemigo sacrificando una torre y un caballo. La mala colocaci髇 del monarca lastra el juego de las negras durante toda la partida, las amenazas de las pocas piezas blancas impiden que las fuerzas negras se puedan reagrupar y tras otras sensacionales combinaciones Schmidt logr una red de mate sorprendente.

 

Paul F閘ix Schmidt ante el tablero

         Paul F閘ix Schmidt fue un caso m醩 de un jugador de origen sovi閠ico (en concreto proced韆 de Estonia) que decidi emigrar a los Estados Unidos en busca de la promesa de las mil oportunidades. Muchos fueron los ajedrecistas que siguieron este camino y muy pocos los que pudieron dedicarse en exclusiva al ajedrez, la mayor韆 de ellos se vieron obligados a volcarse en otros oficios, o como el caso de Rossolimo en varios ocupaciones distintas a la vez. Era una 閜oca donde el ajedrez profesional pr醕ticamente s髄o exist韆 en la URSS, donde los jugadores ten韆n todas sus necesidades cubiertas, lo que les permit韆 dedicarse en exclusiva al ajedrez. Casos como el de Samuel Reshevsky o Reuben Fine son muy ilustrativos sobre este hecho.

         Schmidt decidi encaminar sus pasos hciaa Alemania, donde sigui jugando torneos con asiduidad, para luego dirigirse a Estados Unidos donde trabaj como profesor de qu韒ica en la Universidad de Heidelberg y abandonar casi por completo la pr醕tica del ajedrez... siempre nos quedar esta partida para que su nombre no quede en el olvido.

 

 

 

 

 

Ajedrez de ataque. Todos los derechos reservados

Volver